Para la abuela

Mi madre se ha empeñado en que esta poesía es un rap. Yo creo que lo que quiere es que me ponga a cantar y no sabe como decirlo, pero ya le he explicado que es una poesía, sencillamente, y que si tiene musicalidad pues mejor que mejor... no me veo yo cantando rap, una nana puede ser, pero ponerme a rapear como si fuera la hermana cursi de La Mala Rodriguez, así no me veo.

Probablemente los poetas somos un poco músicos, pero sin instrumentos y sin cantar ¿músicos sin instrumentos y sin cantar? un poco raro si que suena, pero es que los escritores somos todos un poco raros, pero eso nos da mucho encanto (al menos eso quiero pensar yo) o como dice la madre de mi mejor amiga "no eres rara, hija, eres especial".

Esta poesía llega del mundo de Cuca Piruca en línea directa de inspiración con mi pequeñajo, pero como él todavía no escribe pues me toca a mí hacer de interprete. Es una poesía para su abuela. La abuela más joven y divertida que un niño puede tener. El oto día se presentó en casa con el pelo rosa, un look muy del mundo de Cuca Piruca, y yo ya pensaba que se venía a vivir con nosotros en su nave espacial. El pequeñajo estaría encantado. Porque si Alfredo Espino cantaba a las manos de su madre, tan acariciadoras, tan de seda, tan blancas y bienhechoras... a nosotros lo que nos inspira son esos bolsillos llenos de caramelos y chucherías. Las tardes de juegos y risas y los secretos que sólo nietos y abuelas conocen.

Te queremos mucho Triabuela Pilar, aunque esta poesía no sea un rap.









PRIMAVERA

Por fin llegó la primavera!!! 

Después de un invierno cargadito de tormentas y ciclogénesis explosivas. Por fin podemos decir bien alto ¡¡ya es primavera!! (y no sólo en esos famosos grandes almacenes) también en el mundo de Cuca Piruca todo se llena de color, las flores se desperezan, los osos se despiertan y los pajaritos abandonan su nido en busca de amor. 

Aunque parece que se está haciendo de rogar y el frío no nos quiere abandonar este año ¡con lo que apetece ya sentarse al sol en una terracita y ver el tiempo pasar, la marea subir y bajar, el camarero que viene y va, las señoras que pasan sonriendo, los niños en bicicleta... uy, yo creo que tengo ganas de verano!

Pero volvamos a la primavera, "la primavera ha venido, nadie sabe como ha sido. La primavera ha venido. ¡Aleluyas blancas de los zarzales floridos!" Machado si que sabía disfrutar de la primavera... 

Y no sigo que me pongo tierna con las poesías del maestro, aquí os dejo mi pequeño homenaje a la más linda de las estaciones del año, una poesía super naif con sus mariposas, su love is in the air, su solecito, su polen, su alergia...

Aquí está lista para volar hasta vuestros corazoncitos primaverales.







Viaje de Piratas


El día del primer cumpleaños de mi hijo mi madre, su abuela, le regaló el libro Tiempo de Piratas, y en poco tiempo se convirtió en su favorito. Lo que quiere decir que este libro lo hemos leído, releído y vuelto a leer hasta grabarlo en nuestra mente y nuestro corazón, amándolo y odiándolo al mismo tiempo, lo amaba mi hijo y lo odiaba yo.

Noche tras noche tocaba leer el libro de los piratas, libro por otra parte difícil de leer pues como casi todos los libros para niños es de mucho dibujo y pocas letras. Cada noche las mismas frases, los mismos dibujos, como un bucle eterno, como si nos hubiese tocado una maldición por robar un cofre del tesoro de Barba Roja ¡o algo peor! 

Que a veces soñaba con El Temido de Espronceda que con sus diez cañones por banda se acercaba hasta nosotros viento en popa a toda vela. Y me despertaba susurrando entre sueños "que es mi barco mi tesoro, que es mi dios la libertad, mi ley la fuerza y el viento, mi única patria, la mar". 

Ahora que lo pienso no es de estrañar que hayamos acabado viviendo a los pies de la playa...

Y como una mamá nunca se rinde, supe convertir el dolor y la desesperación de la historia repetida noche tras noche durante más de seis meses (sin exagerar) en una bonita canción que aquí os regalo en forma de poesía con una tipografía que me encanta y que yo creo que hace que sea todavía más "cuca piruca" ¿verdad?

Sí, es una canción, pero aún no me lanzo a cantar pero si alguien se anima que se ponga en contacto con el mundo de Cuca Piruca.

Pronto más historias de piratas...







Siena

A veces hay personas con las que no conectas, no sabes porqué pero te da la sensación de que a cierta persona no le gustas, tampoco haces nada por agradar o no. Se convierte en una relación de indiferencia, pero de pronto un día la cosa cambia y esa persona a la que habías ignorado deliberadamente resulta que es simpática, resulta que tiene muchas cosas en común contigo y das otra oportunidad, y descubres a una persona divertida y agradable, con la que se puede hablar y compartir. 

No estoy hablando de una persona del sexo opuesto, estoy hablado de una compañera de trabajo (ex-compañera, ¡y ya han pasado casi seis años!) el tiempo que coincidimos fue vamos a decir frío pero por algún motivo coincidimos en Facebook, supongo que nos agregamos todas y hubiera sido un poco llamativo no añadirnos entre nosotras...

Y ahí quedó la cosa.

Hasta que de pronto, un día descubres una foto con el vestido de novia más original que hayas podido soñar y piensas ¿qué me he perdido de esta chica? y te das cuenta de que sus gustos no son tan distintos a los tuyos.

Y de pronto descubres una foto de una niña preciosa que sonríe tan dulce que te hace llorar de alegría. Y sólo el nombre ya es inspirador: Siena. Y el run run de una poesía empezó a martillearme la mente. Y sin pedir permiso a su mamá, (porque a las amigas no se les pide permiso para estas cosas) le dediqué una de mis primeras poesías personalizadas, bueno... es una canción pero ya sabéis que de momento a cantar no me arranco, si alguna se anima ya sabe donde encontrarme.

Gracias por ser mi amiga y dejarme estar ahí en la distancia. 





Pirata Calavera

No vamos a negar a estas alturas que en casa nos gustan los piratas. A veces no se si me gustan más a mí que al pequeñajo pero la verdad es que tenemos libros, pegatinas, dibujos... y hasta hace poco la habitación empapelada de piratas y una lámpara DIY, por supuesto, ¡de piratas!

El Pirata Calavera es un pillo, no es un pirata bueno, es de los que bebe ron y se pelea en la taberna. Está es su canción. Ojala el Pirata Calavera la escuche y venga a hacernos una visita al mundo de Cuca Piruca y así nos cuente todas sus aventuras viajando por todo el mundo. Pero de momento, como parece que no se anima a venir, seguiremos inventándonos sus intrépidas búsquedas de tesoros escondidos, sus pillerías, sus amores y sus batallas por terminar la última gota de ron de la taberna.